Lentejas con Alga Cochayuyo

​En la cocina macrobiótica o energética las legumbres se cocinan siempre añadiendo un poco de alga. ​El objetivo es mejorar la digestivilidad ya que las algas contienen sustancias que ayudan a ablandar la fibra de las legumbres ​que es lo que produce los gases y flatulencias.


El alga cochayuyo es un alga parda comestible originaria de las costas de chile y tradicional en las comunidades indígenas.  Llega a medir hasta 15 metros de largo, en forma de tubo hueco, crece ​agarrado a las rocas en zonas frías y de oleaje. Es carnosa y consistente, con una textura ​parecidad a la de una seta​.

Curiosamente en España se comercializa como fertilizante ya que no fué aprobado como ​producto alimenticio. Cosas de la burocracia, porque es un alga con unos valores nutricionales muy interesantes.

Es una fuente de proteínas de buena calidad, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales. Es rico en minerales y oligoelementos, entre los que destaca ​su alto contenido en magnesio​, también contiene calcio, hierro y una cantidad de yodo equilibrada.

​Contiene muy poca grasa y es una buena fuente de fibra por lo que se ​recomienda en caso de estreñimiento ​o hemorroides, ayuda a reducir el nivel de colesterol y energéticamente es revitalizante.

En la cocina no hace falta remojarla previamente y tiene un sabor suave. Puede utilizarse en potajes como en este caso junto a las lentejas, o bien ​como acompañamiento de cereales o verduras. 

​Receta Lentejas con Alga Cochayuyo

​Ingredientes

  • ​Dos ​vasos de lentejas
  • Medio vaso de alga cochayuyo
  • 1 cebolla
  • zanahoria
  • Laurel
  • Aceite y sal

​Preparación

  • Se corta la cebolla en cuadrados pequeños y se rehoga en la olla con un poco de aceite y una pizca de sal durante unos 10 minutos, hasta que quede tierna y un poco transparente. Opcionalmente también se puede picar un ajo y añadir a la cebolla.
  • De igual forma, cortar la zanahoria en cuadrados pequeños  y añadir a la olla con la cebolla ya pochada. Saltear unos 5 minutos toda la verdura junta vigilando que no se pegue.
  • Añadir las lentejas, el alga cochayuyo, abundante agua y tapar. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y dejar cocer durante 45 minutos. A parte de la pizca de sal que hemos puesto al saltear la cebolla, no se ha añadido más sal. Esto es importante, ya que vamos a cocinar las legumbres sin sal para ablandar mejor su fibra y así evitar gases y flatulencias.
  • Una vez pasado el tiempo de cocción, comprobar que estén bien hechas, en caso contrario mantener unos minutos mas.
  • Salar al gusto y dejar cocer destapadas durante 10 minutos para que coja bien la sal y conseguir la textura deseada, ya sea con más o menos agua.

Si quieres puedes descargarte la receta en tu ordenador para poder acceder a ella cuando quieras. En la receta encontrarás más fotos de los pasos de elaboración para que te resulte más sencillo cocinarla.

Para ello te pido tu email, con lo que quedarás subscrito a la newsletter del blog y podrás recibir en tu correo las actualizaciones de la página.

​Espero que te guste la receta y cualquier duda o comentario que tengas, estoy encantada de atenderte a través de los comentarios de mi página o de mis cuentas de facebook o instagram ​(@cocinasaludybienestar)

​También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *