¿Qué comemos hoy? Un poco de organización

Las prisas son la razón por la que muchos buenos propósitos no llegan a buen puerto. 

Cuando te propones comer bien y cocinar de forma saludable, es habitual que te encuentres que llega la hora de comer o de cenar y no tienes tiempo ni ganas de ponerte a cocinar.

​Quieres evitar precocinados, procesados, ​introducir nuevos alimentos, probar nuevas recetas​,  pero cuando llega el momento, es fácil tirar por la solución de siempre, la más rápida​, que no suele la más saludable y ​que además ​seguramente a tus hijos les encant​a.

No es un problema de fuerza de voluntad y creo que ni siquiera sea falta de tiempo, sino que lo que te hace falta para llevar al éxito tus propósitos, es un poco de organización.

La mayoría de nosotros tenemos rutinas bastante claras en nuestras vidas, todos los días comemos, cenamos y además lo hacemos prácticamente a las mismas horas​. ​Entonces, ¿por qué nos pilla el toro todos los días?

La forma de salir de esta rueda es adelantarnos al momento conflictivo y planificar las tareas de forma que se adapten a tu vida, a tus horarios y a tus tiempos.

La semana pasada hablamos de una ​tarea muy sencill​a. S​i has hecho, ​estoy segura de que ya​ te está ayudando ​a la hora de enfrentarte a la eterna pregunta ¿Qué comemos hoy?

¿Hiciste ​tu lista ​de comidas habituales​​? Si no es así, te invito a que ​lo hagas, te llevará poco tiempo y lo agradecerás. ​Tienes cómo puedes hacerlo aquí -> Miles de ideas para tus comidas

​Esta lista te va a ser muy ​útil para ​inspirarte, para decidir comer y sobre todo, será la base para el siguiente nivel en la organización de tus comidas que vamos a ver esta semana:

​La planificación del menú semanal

  • Planifica tus menús con antelación. No dejes para última hora la decisión de qué vais a comer. P​orque cuando vas apurado, e​se tiempo de indecisión cuenta en contra, y con la presión ​y las prisas, tirarás por la opción de siempre, la más rápida y seguramente poco saludable.
  • Escribe el menú ​para toda la semana. Dedica un rato del fin de semana para ​​pensar qué vais a comer cada día . Empieza ​por el momento del día más te cueste, por ejemplo en mi caso, las cenas. Apunta en un cuaderno (o un excel, como prefieras) el menú ​para cada día de la semana y utiliza tu lista de comidas habituales, esas que dominas y haces casi con los ojos cerrados, porque te ayudará enormemente sobre todo las primeras semanas.
  • ​Puede ser que las primeras veces te cueste, ​si es así no lo dejes, ​escribe lo que sea y luego sobre la marcha irás ajustando y mejorando. Además verás cómo tu lista de comidas habituales va creciendo a medida que se te ocurren más cosas o aprendes recetas nuevas.
  • ​Saber qué vas a comer cada día te va a ayudar a ​planificar la compra​, ​evitará que ​tires comida, ​y te servirá para organizar el tiempo que necesitas para cocinar, para ir a tiro hecho y  ​sobre todo, para adelantarte​ y ​tener preparadas algunas cosas antes de comer. ​Este es ​un punto crucial para conseguir ir tranquilos a diario y que veremos ​en el próximo post.

V​erás ​cómo ​te ​sentirás más segura y tranquila, cuando planificas y sabes lo qué vais a comer cada día.

  • ​Conseguirás que en casa se coma​ como a tí te gusta.
  • ​Te ayudará a organizar tu compra.
  • ​Evitará que tengas que tirar comida porque se ponga mala.
  • ​Sabrás el tiempo que necesitas cocinar cada día.
  • ​Podrás organizarte para no tener que cocinar justo antes de comer. ​​
  • ​Podrás delegar más fácilmente la tarea de cocinar a tu pareja​ o a cuidadoras, ya ​que sabrán en todo momento ​qué toca comer ese día.

​Para terminar, ​me gustaría compartirte ​nuestro menú de cenas ​que estamos siguiendo esta semana. Con la vuelta al cole, ​esta ​nuestra​primera​ semana después de las vacas que empiezo ​a aplicar la ​planificación de cenas semanales. Estoy encantada​, ​de verdad, que no sé porqué no empecé antes. 

Ya veréis que todo rueda mucho más fácil.

Estos menús los planifico pensando sobre todo en mis hijos, ellos comen en el colegio y por las noches mi objetivo es que coman de forma equilibrada y compensando lo que comen fuera de casa.

​Planifico de lunes a viernes, aunque sé que el viernes a veces salimos a cenar fuera o si ​lo hacemos en casa, preferimos lo que llamo "comida divertida"; pizza, burritos, makis...(saludables y caseros, claro!)

​Las cenas de la semana

​LUNES

Crema de calabaza

Albóndigas de azuki con salsa de tomate + arroz integral + judías verdes

MARTES

Salmorejo

Huevo frito + arroz con verduras + repollo salteado

MIERCOLES

Rulo de tofu y algas (*) + brócoli + bolitas de mijo y sésamo

(*) es comprado, a veces hay que dejarse ayudar.

JUEVES

Puré de calabacín

Hamburguesas de garbanzos + patatas fritas + ensalada de canónigos

​​​VIERNES
​¡¡¡Pizza casera!!! - champis + atún + aceitunas...

​Ahora ​me encantaría que me contaras qué tal te organizas tu en tu día a día para comer de forma saludable sin que esto sea una causa de agobio. ¿Haces ya algo ​parecido a lo que te he comentado? 

¿Te parece ​posible organizarte de esta manera?

​Felices digestiones!!!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *