Estofado de Garbanzos de Otoño

​Un guiso que nos prepara para afrontar la llegada del frío, nos evita catarros estacionales y nos proporciona un abracito de dulzor.

Si te paras a observar, es fácil sentir al final del verano, auque puede que siga haciendo calor, ​la energía del ambiente ya ha cambiado​. Las mañanas y las noches son frescas, los días son más cortos y las plantas y los animales empiezan a recogerse.

​​De igual forma que lo hace la naturaleza, es importante preparar ​nuestro cuerpo para los cambios de estación​ y evitar las que llamamos enfermedades estacionales; catarros, gripes, cambios de ánimo que pasamos en esta época​, que simplemente son consecuencia de no haberse adaptado a este cambio previamente. Vamos, que te pilla desprevenido y el cuerpo hace lo que puede para salir adelante y recuperar el equilibro.

Aunque siga haciendo calor durante las horas centrales del día y sigamos vist​iendo con ropa de verano, nuestra alimentación ​tiene que ir cambiando​ con la estación para evitar ​los catarros y gripes de otoño.

​Habrá que reducir la ​cantidad fruta ​​que ​consumimos​, ya no necesitamos refrescarnos ni hidratarnos tanto ​para aliviarnos del calor. ​De la misma forma, iremos dejando las ensaladas dando paso a otros tipos de cocción que nos vayan calentando por dentro y preparando para el frío.

De igual forma damos la bienvenida a los alimentos propios del otoño; las calabazas, las setas, los boniatos, los nabos, el brócoli, las judías verdes, ​el hinojo, las castañas... Yo algunos de ellos los recibo entusiasmada y con los brazos abiertos.

Aunque ​estamos acostumbrados a disponer de todo tipo de verduras ​todo el año, os invito a que empecéis a ser conscientes de qué verdura corresponde con cada estación y disfrutar de ellas en su época, frescas, de proximidad y ​cogidas en su mejor momento.

​El sabor del otoño es el dulce y la cocina propia del principio del otoño es una cocina amorosa, suave y reposada que nos ayuda a calmar la energía dispersa del verano y volver a la rutina.

Hoy os dejo la receta que estoy cocinando hoy mismo ​en casa para mi familia. Es un estofado de garbanzos con calabaza y zanahoria que está para chuparse los dedos. Espero que os guste.

Estofado de Garbanzos​ y ​Calabaza

Ingredientes

  • 1 taza de garbanzos
  • ​1 taza de calabaza cortada en trozos ​grandes
  • ​1 taza de zanahoria cortada en trozos grandes
  • check
    ​Una tira de 2 cm de alga kombu (​ablanda la fibra de las legumbres y evita flatulencias)
  • check
    ​Comino en polvo
  • check
    ​Sal marina

​Preparación

  • ​Dejar a remojo los garbanzos por la noche, unas 8 horas.
  • ​Pasado este tiempo, escurrir los garbanzos y tirar el agua de remojo.
  • ​Cocer los garbanzos con el alga kombu en la olla a presión durante 45 ​minutos sin sal.
  • ​​Dejar enfriar un poco la olla hasta que se pueda abrir y añadir la calabaza y la zanahoria que hemos cortado en trozos grandes y la sal y cocinar otros 30 minutos tapado pero sin presión.
  • ​Añadir una cucharadita de ​comino en polvo (o al gusto).
  • ​Controlar que el estofado no se quede sin agua o en el caso de que tenga demasiada agua, se puede dejar cocer destapado para que evapore el exceso.
  • ​Probar que los garbanzos estén tiernos, en caso contrario dejar unos minutos más.
  • ​Emplatar, agradecer y disfrutar de lo que nos da la tierra.

​​​Espero que te guste la receta, ya sabes que si tienes cualquier comentario y duda, estoy a tu disposición a través de los comentarios del blog.

​También te puede interesar