Tempeh Agridulce

El tempeh es una proteína vegetal que se obtiene a partir de la soja amarilla parcialmente cocinada y fermentada. Es muy digestiva gracias a las encimas que se producen durante la fermentación, está libre de colesterol y contiene solo un 7,5% de grasas, casi todas no saturadas.

Su origen está en Indonesia donde le atribuyan cualidades terapéuticas para tratar la disentería y demás enfermedades intestinales y dolencias a las que están constantemente expuestos, ya que su cultivo produce agentes naturales antibacterianos que actúan como antibióticos contra algunos microorganismos patógenos.

Dado que tiene muy poca grasa, a las encimas y al aporte de proteínas buena calidad (sencillas de descomponer), está especialmente indicado si se desea depurar el organismo.

El tempeh no suele ser un alimento que encante desde el primer momento, no tiene un sabor especialmente delicioso y su textura no acompaña, pero bien cocinado termina encantándote. Es de las proteínas de las que no prescindes y gran parte es por lo bien que te sienta. De hecho, a mí me suele gustar para hacer platos especiales cuando tengo invitados.

En este caso, presentamos una receta donde combinaremos los sabores ácido, dulce y salado para realizar una salsa agridulce que acompañe el tempeh.

Ingredientes (2 personas)

    • 1 bloque de tempeh
    • Shoyu
    • Melaza de arroz, jcm (jugo concentrado de manzana)
    • Vinagre de arroz
    • Harina de maíz o arrurruz (espesante)
    • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

    • Se corta el bloque de tempeh por la mitad y se hierve durante 10 min
    • Sin tirar el agua de la cocción, se retira el tempeh y se corta en trozos medianos. A mí me gusta cortarlo en triángulos (ver foto)
    • Pasar a la plancha el tempeh con un poco de aceite. Retirar sobre un papel absorbente para que escurra todo el aceite y echar un poco de sal por encima

    • Podemos aprovechar el líquido de cocción del tempeh para hacer la salsa agridulce. Se le añade:
      • 1 c.s de shoyu
      • 2 c.s de melaza
      • 2 c.s de jcm
      • 2 c.s de vinagre de arroz
      • Unas gotas de sésamo tostado (opcional)
  • Se calienta el líquido con estos ingredientes
  • Se diluye 1 cucharada pequeña de arrurruz o de harina de maíz en un poco de agua fría y se añade a la mezcla. Se remueve hasta que espese la salsa y entonces se retira del fuego.
  • Se sirve el tempeh con la salsa por encima

¡Espero que te guste!  No dejes de escribirme cualquier duda sobre la receta o cualquier comentario sobre lo que te ha parecido, estaré encantada de recibirlo y contestarlo.

​También te puede interesar

3 Recetas de Verduras Rápidas
​Muchas personas con ganas de adoptar una alimentación más saludable coinciden en que una de las cosas ​que más les[...]
Lentejas con Alga Cochayuyo
​En la cocina macrobiótica o energética las legumbres se cocinan siempre añadiendo un poco de alga. ​El objetivo es mejorar[...]
Pickles, encurtidos o lactofermentados
Los pickles o encurtidos son verduras lactofermentadas, esto es, verduras a las que se somete a un proceso de fermentación[...]